facebook twitter linkedin
SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER
HOME 
INICIO

NOVEDADES

PRENSA

INVESTIGACIÓN

CONTACTO
PRENSA
27.07.2019

DIARIO CLARIN · Uno de cada cuatro adultos está en riesgo de desarrollar diabetes

En Argentina, donde el 60% de los adultos están excedidos de peso y son sedentarios, paradójicamente el 70% considera entre bueno y muy bueno su estado de salud, según una encuesta que arrojó que uno de cada cuatro presentan riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, la forma de la enfermedad que está estrechamente vinculada a los estilos de vida.

"Aplicamos un score de cálculo probabilístico de la Asociación Americana de Diabetes (ADA) que permite estratificar a la población en riesgo de padecer diabetes. El score considera fundamentalmente la edad (el riesgo aumenta a partir de los 40 años), el sexo, si hubo diabetes en el embarazo, si hay antecedente de familiar con la enfermedad, la presencia de hipertensión arterial y la realización de actividad física. Se asigna un puntaje de 0-1-2-3 puntos en función del tipo de respuesta. Se denomina a la población en riesgo cuando el puntaje es de 5 o más puntos. El 24% de la población de 18 años en adelante obtuvo ese puntaje", comenta a Clarín Daniel Lew, integrante del Servicio de Medicina Familiar del Cemic y miembro del área de salud de las consultoras Poliarquía y Prosanity, que llevaron adelante el estudio.

A María Cristina Faingold, ex presidenta de la Sociedad Argentina de Diabetes (SAD), el porcentaje hallado en la investigación realizada sobre una muestra nacional de 1.124 consultados le parece "bastante lógico", dado que la prevalencia de diabetes en el país -es decir, de personas que viven con la enfermedad- es de 12,7%, según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR 2018). "Se estima que el 50% de las personas que tienen diabetes lo desconocen. Si sé que el 12% la tiene y que la mitad no lo sabe, es probable que el 25% esté en riesgo", dice la responsable médica del Servicio de Endrocrinología de la Unidad Asistencial Dr. César Milstein y médica del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires, que no participó del estudio.

Fuerte crecimiento de la obesidad y el sedentarismo: más del 60% de la población está excedida de peso.

Al indagar sobre el estado de salud de la población, la encuesta de Poliarquía/Prosanity halló que el 60% de los consultados está excedido de peso (38% presenta sobrepeso y 22% obesidad, según su índice de masa corporal), sólo el 40% camina al menos 10 minutos diarios entre 5 y 7 días a la semana, el 54% no realiza ni un sólo día de actividad física (ejercicio o deporte), apenas el 20% come frutas y verduras todos los días, el 18% fuma todos los días (otro 14% lo hace en forma ocasional) y el 38% manifestó haber tenido alguna vez la presión elevada; datos bastante cercanos a los obtenidos en la ENFR, realizada por la Secretaría de Salud y el INDEC. En tanto, 4 de cada 10 consultados reportaron tener antecedentes familiares de diabetes y el 6% de las mujeres que habían pasado por un embarazo declararon haber tenido diabetes gestacional, lo que además de los riesgos para la madre y el bebé, eleva las chances de la mujer de desarrollar la enfermedad más adelante.

"Hay una disociación entre la percepción de los argentinos de su buena o muy buena salud y respecto a lo que efectivamente padecen", analiza Lew y pone el acento en crecimiento abrumador de la obesidad. "Es todo parte de un mismo problema: la obesidad se asocia con hipertensión, diabetes, dislipemias y los resultados suelen ser la enfermedad coronaria (con la insuficiencia cardíaca a la cabeza) y los ataques cerebrovasculares", afirma. En ese sentido, el trabajo advierte que la población argentina mayor de edad tiene "altos niveles de riesgo cardiovascular general y se encuentra alejada de poder cumplir con las recomendaciones y pautas generales de reducción o atenuación del riesgo".

Un dato: entre los mayores de 50, el 70% está por encima de su peso saludable. Pero el problema se está viendo cada vez más temprano. La diabetes tipo 2, considerada un problema de los adultos hasta hace sólo algunas décadas, se ve cada vez más en niños, niñas y jóvenes, vinculada directamente a la mala alimentación y al sedentarismo, alertan los especialistas. "Los pediatras están empezando a pedir análisis. Si los chicos vienen con sobrepeso y tienen antecedentes familiares, hay que pedirlos", sostiene Faingold.

Una de las grandes causas que explican que por cada persona diagnosticada otra desconozca su estado es que la diabetes puede no dar síntomas durante varios años. La detección se realiza a través de un examen de glucemia (que mide la cantidad de glucosa en sangre). “Tenemos mucho trabajo por delante para que las personas logren un buen control su enfermedad y es algo crítico teniendo en cuenta que casi 13 de cada 100 personas en Argentina tienen diabetes; de ellos, la mitad no lo sabe y de los que saben, aproximadamente, sólo un 30 por ciento se trata adecuadamente porque tienden a minimizar la enfermedad”, afirma Gabriel Lijteroff, director del Comité Científico y Coordinador de Asuntos Internacionales de la Federación Argentina de Diabetes, que entre el 16 y el 19 de agosto organizará en Córdoba el 32° Congreso Nacional para Personas con Diabetes y Familiares.

¿Prevención? "Lo único que demostró efectividad son los cambios en el estilo de vida: dieta sana y actividad física", hábitos que deben fomentarse desde la infancia, resume Faingold.

"Hay que trabajar en el diseño de políticas públicas en prevención primaria y secundaria. Que los alimentos ricos en azúcares tengan etiquetado frontal que permita que la población esté alertada, que pueda elegir alimentos de otras características. También medidas impositivas orientadas a gravar a los alimentos ricos en azúcares y generar incentivos fiscales para favorecer la producción y elección de alimentos saludables", propone Lew. Y suma la pata de la educación "que es una condición sine qua non, pero no suficiente, porque si no queda sólo en voluntarismos. Las políticas educativas tienen que estar asociadas a cuestiones fácticas, a regulaciones concretas". También considera necesaria la educación médica, los programas de rehabilitación para personas con sobrepeso y obesidad y el diseño de políticas públicas para facilitar que las personas puedan hacer actividad física.


https://www.clarin.com/buena-vida/adultos-riesgo-desarrollar-diabetes_0_dC8H-iglg.html

 
 

« más notas de prensa